Alucinaciones auditivas, ¿Por qué aparecen?

julio 29, 2022 by admin
Alucinaciones-auditivas-Por-qué-aparecen-1.jpg

Si alguna vez te ha parecido oír ruidos que no se han producido, por ejemplo, pasos o incluso voces, es posible que sufras alucinaciones auditivas. En este artículo vamos a profundizar un poco más en estas alucinaciones, tratar de conocer a qué se deben y los motivos por los cuales se producen.

Diferentes tipos de alucinaciones auditivas

Lo primero sería diferenciar las alucinaciones auditivas por tipos. Para ello, podemos diferenciarlas en varios grupos diferentes.

En un primer grupo nos podemos encontrar con todos aquellos sonidos que están relacionados con los objetos inanimados. Es cuando se suelen escuchar timbres, teléfonos, puertas cerrarse…

En otro grupo nos encontramos con toda clase de sonidos ambientales, por ejemplo, podemos oír truenos, la lluvia…

Finalmente, un tercer grupo en donde escuchamos directamente a las personas. Aquí lo habitual es escuchar pasos y también voces.

Además de poder diferenciar las alucinaciones auditivas por tipos, también es importante tener en cuenta que estas se pueden clasificar también por su intensidad o claridad. Habrá personas que las perciban más fuertes y otras que también las oigan de forma más clara. En algunos otros casos estas serán prácticamente inaudibles o inentendibles.

¿Por qué se pueden dar estas alucinaciones auditivas?

El problema de estas alucinaciones auditivas es que las personas pueden llegar a pensar que se tratan de sonidos de verdad, lo que puede generar mucha angustia cuando escuchan voces que no deberían de escuchar o sienten toda clase de ruidos que no deberían de sentir.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que las alucinaciones auditivas también guardan una estrecha relación con la pérdida de audición. Hay varios estudios que señalan que las personas que sufren de hipoacusia también tienen un mayor riesgo de poder sufrir trastornos psicóticos y, por lo tanto, alucinaciones auditivas entre otros problemas.

Las personas que sufren de acúfenos reportan siempre el mismo problema, oír un pitido o zumbido constante en el oído. Está claro que dicho zumbido o pitido no está generado por ninguna fuente externa y que es solo la persona que sufre los acúfenos quien lo puede escuchar.

Esto hace que muchas personas asocien los acúfenos a las alucinaciones auditivas, aunque hay que matizar que existen notables diferencias. Para empezar, el sonido que se escucha es siempre el mismo, el zumbido. Es decir, en estos casos de acúfenos no se escuchan voces ni otra clase de ruidos, es un pitido permanente y constante.

Finalmente, la otra diferencia que existe en estos casos es que la aparición de estos acúfenos no se debe a ningún trastorno mental, sino que suele producirse debido a una exposición prolongada a los ruidos fuertes, a episodios de estrés o al exceso de consumo tanto de alcohol como de café. Las alucinaciones auditivas solo se deberán a los trastornos mentales severos.