La otoesclerosis ocurre cuando uno de los huesos del oído medio, el estribo, se queda atrapado en su lugar. Cuando este hueso no puede vibrar, el sonido no puede viajar a través del oído y la audición se deteriora. Es decir, las personas con otosclerosis presentan una extensión anormal del hueso esponjoso que crece en la cavidad del oído medio, esto impide que los huesos del oído vibren en respuesta a las ondas sonoras y por tanto imposibilitan la audición porque estas vibraciones se necesitan para que se pueda oír. No es posible prevenir la otosclerosis, así que su detección temprana es fundamental para tratarla cuando sea necesario y así evitar perdida de audición. Sus causas aún no se conocen, pero hay evidencias de que puede ser un trastorno hereditario. La otosclerosis es la causa más frecuente de hipoacusia en el oído medio en adultos jóvenes. Es más común en mujeres que en hombres y en personas de raza blanca y, generalmente afecta a ambos oídos. En las mujeres puede empeorar con el embarazo. Ven a vernos en clínica Coda si notas que tienes pérdida de audición.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.