Las orejas con picazón a veces pueden ser un signo de una infección en el oído. Las bacterias y los virus los causan, generalmente cuando se tiene un resfriado, gripe o alergias. Pero las causas pueden ser diversas y normalmente fáciles de tratar, como sequedad en el canal auditivo, producción de cera insuficiente o reacciones alérgicas. El prurito puede deberse a la existencia de una infección o a enfermedades como la psoriasis.

Los oídos producen cera que proporciona una barrera protectora contra el agua, lubrica el tejido, repele a los insectos y es levemente bacteriostático.

A veces el picor está provocado por la acumulación de cerumen en el conducto auditivo. La cera es la forma que tiene el cuerpo de limpiar las células muertas de la piel y la suciedad, pero una gran cantidad puede provocar picor. Los oídos tienden a limpiarse solos expulsando la cera hacia afuera del conducto.

Algunos oídos no producen cera y, como resultado, la piel está seca. Estas orejas tienden a acumular escamas de piel muerta que causan la sensación de «picazón».

No es de extrañar que a las personas que usan audífonos les piquen los oídos. Teniendo en cuenta el aumento de la humedad causada por el uso de audífonos. A veces, los audífonos pueden causar picazón si una protuberancia o borde en el instrumento ejerce presión sobre la piel en el canal auditivo y crea una irritación.

Se debe evitar introducir agua en los oídos y, si es necesario, usar un par de tapones de agua de silicona personalizados para evitar la entrada de agua durante la ducha o baño.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.