El eccema ótico o picor de oídos es una afección leve pero, si no se trata adecuadamente puede complicarse y complicar nuestro bienestar físico y mental. No solo es molesto, sino que tiene el problema añadido de que puede cronificarse o ser recurrente.

Los especialistas definen el eccema ótico como una dermatitis de la epidermis, la capa externa de esas tres capas que componen la piel

El picor de oídos puede tener muchas y variadas causas, las más comunes serían las siguientes:

  • Alergias.
  • Hábitos higiénicos inadecuados (por exceso o por defecto).
  • Infecciones víricas o bacterianas.
  • Presencia de contaminantes ambientales.
  • Acumulación de cera en el conducto auditivo (los típicos tapones).

Cómo tratar el picor de oídos

Aparte de la contraindicación de rascarse por mucho que pique el oído, a lista de consejos para evitar que un eccema ótico incluye otra serie de medidas:

  • Evitar humedad en el conducto.
  • Evitar los productos agresivos (champús, jabones abrasivos, tintes, etc.)
  • Utilizar tratamientos tópicos como la aceites esenciales hidratantes. Corticoides en loción o crema.
  • Mantener una higiene continua

En todos los casos es muy importante que el paciente acuda a un especialista para que valore el proceso en conjunto, establezca un diagnóstico adecuado e imponga el tratamiento más conveniente en cada caso.

Puedes contactarnos mediante teléfono al 944 072 059, e-mail:  info@clinicacoda.es  ó en nuestro centro en Clínica Indautxu , Calle Gordoniz nº9, Bilbao