La mayoría de personas con pérdida auditiva suele esperar bastante a ponerse el audífono, por lo que volver a oír sonidos altos y con claridad puede resultar abrumador al principio. Y también es necesario que el cerebro debe retomar el procesamiento de sonidos y frecuencias sonoras que, quizá durante meses o años, no ha recibido. Debido a esto al nuevo usuario de audífonos los sonidos pueden parecer demasiado fuertes o abrumadores al principio, pero con la práctica aprenderá a concentrarse en los sonidos que desea oír. Use sus nuevos audífonos tanto como sea posible, especialmente en nuevos entornos auditivos, para reconocer mejor los sonidos y aprender qué ajustes de los audífonos le funcionan mejor en diferentes situaciones. Debe aumentar gradualmente el tiempo que lleva puestos los audífonos hasta poder usarlos todo el día. Su cerebro necesita tiempo para familiarizarse con el habla y los sonidos ambientales que antes no podía oír. Durante la fase inicial de adaptación a los audífonos, la persona necesitará más que nunca contar con el apoyo y la confianza de su centro auditivo. Es importante que el nuevo usuario de audífonos no se sienta solo con el uso del dispositivo, y que en caso de dudas tenga el apoyo constante de su audioprotesista, como hacemos en Clínica Coda. El uso de audífonos mejorará su calidad de vida.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.