La discapacidad auditiva o deficiencia auditiva se refiere a la existencia de una pérdida en la audición, sin tener en cuenta el grado de la misma.

La hipoacusia es la pérdida parcial de la capacidad auditiva de las personas.

La sordera es la pérdida profunda de la capacidad auditiva.

La diferencia principal entre la sordera y la hipoacusia es el grado de intensidad de la pérdida auditiva. Las personas que padecen hipoacusia sufren una pérdida auditiva que no supera los 70dB, y en cambio, las personas con sordera han perdido más de 70dB de su capacidad auditiva.

Las personas que sufren sordera, pueden oír algunos ruidos ambientales fuertes como los provocados por una moto, una aspiradora o un avión. Las personas que sufren hipoacusia puede oír sonidos como ladridos, el llanto de un bebé…no es una pérdida total de audición.

Por eso el uso de audífonos ayudan a mejorar su capacidad auditiva a las personas que sufren hipoacusia.

Estos aparatos, mejoran la recepción y comprensión de los sonidos, consiguiendo resultados muy satisfactorios.

En Coda será nuestra audiologa la que, según el grado de pérdida auditiva y el estilo de vida del afectado/a, recomendará un modelo u otro.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.