En el verano debido a las altas temperaturas, la humedad, las secreciones corporales y el cerumen pueden dañar gravemente la función de los audífonos y provocar averías.

Utilizar un sistema de deshumidificación evitará futuras reparaciones al eliminar la humedad, eliminar eficazmente el cerumen, desinfectar y secar tus audífonos.

Los deshumidificadores que utilizan sistemas electrónicos generan calor gracias a su circuito electrónico y ese calor constante es el que elimina la humedad que se ha podido acumular en el interior de los audífonos.

Los deshumidificadores que se basan en un sistema químico utilizan una pastilla especial que se introduce en el recipiente cerrado durante unas horas y que puede absorber la humedad. La pastilla debe cambiarse cada vez que ésta cambie de color (2 ó 3 días).

Tanto los aparatos deshumidificadores como las pastillas suelen estar disponibles en el centro auditivo en el que se adquiere el audífono.

Algún tipo de audífonos disponen de un recipiente cargador que también actúa como deshumidificador y se llevan a cabo ambas funciones al mismo tiempo, cargar y secar.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.