Los audífonos son dispositivos electrónicos que amplifican y procesan los sonidos para mejorar la audición en las personas con pérdida auditiva. La utilización del audífono por primera vez requiere de un periodo de adaptación por parte de nuestro oído, un aprendizaje sobre su uso y unos ajustes por parte de nuestro audioprotesista. En ese tiempo no hay que desistir y siempre consultar al especialista cualquier duda, teniendo en cuenta que debemos entrenar nuestro oído a oír con nuestro audífono. También debemos aprender a utilizar el audífono.

Tener en cuenta que al utilizar los audífonos, oirás y escucharás de una manera totalmente nueva y, al ser diferente para el oído, éste necesitará habituarse poco a poco. Si no está satisfecho con la calidad de audición con su nuevo audífono consulte con su audioprotesista, realizará los ajustes pertinentes en tus audífonos para adaptarlos a tus necesidades.

El mantenimiento y limpieza de los audífonos es fundamental para su buen funcionamiento.

Se recomienda que los audífonos sean revisados por el audioprotesista al menos cada seis meses. Mantener los audífonos completamente limpios es esencial para conseguir la audibilidad óptima y prolongar la vida de la pila. Además, se deben realizar periódicamente monitorizaciones de la audición, para poder readaptar la programación del audífono si las características auditivas han variado. El audioprotesista siempre buscará optimizar el funcionamiento de los audífonos para lograr la mayor satisfacción posible del usuario.

Clínica Coda para cuidar de su audición.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.