Los audífonos intrauriculares son los que se colocan en el canal auditivo y se ajustan perfectamente en el canal como si fuese una “carcasa”. Son los audífonos más discretos que hay en el mercado. Estos modelos se construyen individualmente para cada usuario siendo su estructura externa una pieza hecha sobre medida de la cavidad de la oreja y del primer tercio del conducto auditivo externo. Dentro de esta forma se alojan los diferentes componentes electrónicos del audífono intraauricular.

La principal ventaja de los audífonos intrauriculares viene dada por su colocación en el conducto, con una aplicación directa del sonido al tímpano haciendo uso de la dirección natural del pabellón auditivo. Son invisibles.

Son menos sensibles a ruidos de viento y aire y la inserción es mucho mayor que en otras prótesis auditivas. Esto les hace disponer de un sonido mucho más puro sin distorsión y efectos de resonancia.

Un audífono intrauricular siempre es más recomendable para las personas que tienen pérdida de audición de leve a moderada aunque para las personas que tienen pérdida de audición severa existe la opción de diseñar la carcasa un poco más grande para poder colocar todo el mecanismo necesario dentro.

Con estas innovaciones ya no tendrás que aguantar las molestas interferencias al usar el teléfono. Además, permiten «limpiar» el sonido ambiente para que sea más fácil seguir las conversaciones. ¡Algunos dispositivos incluyen reproductores de MP3 y conectividad Bluetooth para mayor comodidad!

En Clínica Coda nuestra experta audiologa puede explicarte las características de cada dispositivo y asesorarte. Así encontrarás el audífono que mejor se adapte a ti.

Puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.