Consejos para un correcto mantenimiento de tus Audífonos

Los audífonos son pequeños dispositivos electrónicos complejos y muy delicados. Si prestamos un adecuado mantenimiento de los audífonos, nos aseguraremos una mayor duración y correcto funcionamiento. Es importante mantenerlos a salvo de agresiones externas como el calor, el agua, la humedad, cambios de temperatura o golpes. Además, es recomendable mantenerlos siempre limpios, sobre todo en ciertas épocas del año.

Sigue estas indicaciones para mantener tus audífonos en buen estado y alargar su vida útil, incluso los mejores audífonos pueden llegar a dar problemas si su mantenimiento no es correcto.

  •  Limpieza frecuente

Hay ciertas piezas del audífono que requieren de una limpieza diaria. No hay que utilizar agua ni detergentes. En su lugar, utiliza un spray  para la limpieza de la superficie del audífono, el molde y la cápsula a medida. Se pulveriza sobre un trozo de una gamuza o papel seco y, tras aplicarlo a las partes indicadas, se deja actuar unos minutos. Después se retira con el resto de la gamuza seca.

Para evitar que la acumulación excesiva de cera impida la salida correcta del sonido de los audífonos, conviene limpiar los orificios de salida con un alambre anticerumen. Es importante utilizar este alambre con cuidado y sin presionar hacia dentro.

Antes de manipular un audífono, colóquelo sobre una superficie blanda para evitar que se caiga.

  •  Limpieza del filtro del audífono

El oído produce cerumen, por lo que los audífonos suelen disponer de un filtro para evitar que la cera penetre. Éste debe limpiarse periódicamente o cambiarse, siguiendo las indicaciones de tu audiólogo.

  • Protege tus audífonos de la humedad

Antes de tomar un baño o nadar, quítate tus audífonos. Debido a la alta humedad en el ambiente no debes dejar los aparatos en el baño. Limpia tus oídos a menudo antes de introducir los audífonos. Ten en cuenta que la humedad y la condensación pueden dañar la electrónica de tus audífonos. Recomendamos extraer la batería de los aparatos por la noche, dejando el portapilas completamente abierto. Usa el deshumidificador .

  • Deja las reparaciones a los expertos

Destornilladores y aceites son enemigos para todos los audífonos. Si existiera un contacto de estos con la electrónica o los pequeños elementos del audífonos puede llevar a un daño irreparable. Esta delicada tecnología es muy sensible y puede verse afectada por un uso indebido, por ello contamos con un servicio experto en reparación de audífonos. Si tienes algún problema no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Si tienes un audífono roto que has dejado de usar porque no funciona correctamente o necesitas reparar tu audífono puedes ponerte en contacto con nosotros. Por teléfono 944 072 059, por e-mail a info@clinicacoda.es o en nuestro centro auditivo en Calle Gordoniz Nº9 (Clínica Indautxu) en Bilbao.