Los oídos hacen más cosas que simplemente escuchar. También ayudan a mantener el equilibrio.

¿Qué evita que nos caigamos cuando nos agachamos a coger algo del suelo? Aunque la tarea principal del oído es captar y analizar los sonidos, el oído también mantiene el sentido del equilibrio para evitar que nos caigamos.

Gracias a los tres conductos semicirculares que hay en el oído interno, las personas mantienen el equilibrio. Los conductos semicirculares están llenos de líquido y de miles de pelitos micros-cópicos.

Cuando te mueves, este líquido se mueve también  y a la vez mueve a los pelitos, que mandan una señal al celebro informándole de la nueva posición.

Las terminaciones nerviosas captan los mensajes y los envían al cerebro para que sepas si te mueves hacia arriba, hacia abajo, hacia atrás o te inclinas hacia un lado.

¡No pierdas el equilibrio!

Los oídos son la ventana hacia una vida llena sensaciones y recuerdos.

Desde  Clínica CODA remarcamos la importancia de cuidar y limpiar los oídos desde edades muy tempranas y realizar revisiones auditivas periódicas con profesionales cualificados para prevenir problemas auditivos  e infecciones, estas últimas consideradas la segunda causa de pérdida auditiva.