Oir más no es lo mismo que oir mejor y tampoco los aparatos son iguales: los audífonos tienen como finalidad compensar deficiencias auditivas, pero los amplificadores simplemente aumentan el sonido, y no están destinados a personas con problemas auditivos.

La falta de una correcta evaluación audiológica y adaptación del audífono a las características del paciente puede producir un trauma acústico en el oído.

La Aemps (Agencia española de Medicamentos y productos Sanitarios ) desaconseja la adquisición de amplificadores de sonido con el fin de compensar pérdidas auditivas. Ya que puede retrasar el diagnóstico correcto de una afección del oído tratable o grave e  incluso favorecer que se desarrolle una Mayor pérdida Auditiva u otras complicaciones.

 

 

Os dejamos algunas de las muchas diferencias entre audífonos y Amplificadores:

  • Los audífonos son dispositivos que deben ser adaptados a cada paciente por un profesional audiólogo; es decir, es un aparato hecho a medida, que además requiere un seguimiento, adaptación y entrenamiento auditivo por parte del profesional.
  • Los amplificadores de sonido se limitan a aumentar el sonido ambiental y no son específicos para personas con deficiencias auditivas. Estan destinados a personas con una audición normal que quieren amplificar los sonidos en determinadas situaciones
  • Los Audífonos únicamente pueden comprarse en centros especializados y solo pueden ser adaptados por profesional cualificado, sin embargo
  • Los Amplificadores es frecuente encontrarlos en tiendas online e incluso ven anuncios de televisión
  • Los audífonos de última generación cuentan con tecnología digital, lo que permite sea dinámico, ajustándose automáticamente a los niveles de sonido que necesita el usuario. Otras de sus prestaciones son el reconocimiento de la voz, separación de la voz respecto del ruido, ubicación espacial del origen del sonido, conexión inalámbrica a teléfonos móviles y otros equipos portátiles de sonido, como el MP3 o la TV.
  • Los amplificadores no requieren una audiometría. Su funcionamiento es muy básico, ya que sólo tienen botón de encendido/apagado, y un control manual de volumen, No permiten ni ajustar diferentes frecuencias ni limitan la salida máxima dentro del oído para evitar los sonidos fuertes.

Sólo los audífonos están diseñados para compensar las deficiencias auditivas y, aunque no curan, sí pueden mejorar la calidad de vida de sus usuarios y facilitar que se desenvuelvan y comuniquen mejor.

Si tienes alguna duda y quieres hablar con un experto en audición puedes contactarnos mediante  teléfono al 944072059, e-mail  info@clinicacoda.es ó en nuestro centro en Clínica Indautxu , Calle Gordoniz nº9, Bilbao

Estaremos encantados de despejar todas tus dudas, Cuida tu Audición con profesionales.